La creación de empresas familiares es sin duda un camino al éxito, de eso no debe quedar duda, las principales empresas y cadenas o franquicias del mundo han nacido en senos familiares.

El mejor apoyo siempre debe ser el familiar, sólo ellos saben de antemano cuáles son los potenciales del resto de los miembros familiares. Un trabajo mancomunado entre familiares es siempre una excelente manera de generar ingresos.

Si bien es cierto, las empresas familiares suelen iniciar como pequeños emprendimientos, tienen todo el potencial para crecer rápidamente. Sin embargo, existen elementos a tener en cuenta para lograr la factibilidad de las empresas familiares.

En principio un elemento que no se debe olvidar, ni dejar de lado, es la comunicación. El punto central de todo éxito empresarial inicia en la comunicación. Si sabemos cómo debemos comunicar nuestras ideas, habrá un camino superado de cara a la consolidación de objetivos comunes.

Definir los roles es otro elemento importante. Se trata de trabajar codo a codo y delegar responsabilidades que construyan lo que verdaderamente necesita esa empresa en construcción y pleno crecimiento.

Si bien es cierto que algunas empresas familiares pudieran quedarse a medio camino, también es cierto que sucede por un conjunto de situaciones que pueden ser resueltas.

Una de ellas, es la falta de motivación por la continuación; una empresa que ha tenido algunas generaciones y luego los miembros no deciden continuarla, por diversas circunstancias, es una verdadera pena.

Un punto clave dentro de esta situación es la integración de familiares que se hayan preparado profesionalmente dentro de la rama y el modelo de negocios que se impulsa. Sin duda se convertirá en una especie de reto y motivación personal.

Es importante siempre mantener la motivación de lograr lo ideado, de alcanzar las metas que motivaron la creación de una empresa de carácter familiar.

Por supuesto, siempre será buena la integración de otras personas que no necesariamente pertenezcan a la familia. Generar empleos es una de los objetivos primordiales de una empresa y mientras más sean, mucho mejor para la economía.

En el camino pudieran crearse miles de situaciones que vayan en contra de lo que estamos buscando y del cumplimiento de los objetivos, pero si algo está claro, es que para eso es la familia, para brindar apoyo y soluciones a las situaciones que pudieran presentarse.

El modelo de negocios a elegir debe estar directamente relacionado con los talentos de cada uno de los miembros de la familia; esta estrategia es simplemente exitosa de cara a la fundación de una empresa. Supongamos que varios miembros están relacionados a la creación de zapatos, entonces apostar por la zapatería será un buen camino.

Todo depende de nuestro entorno y los miembros de nuestra familia, poner en marcha este conjunto de situaciones será realmente provechoso.