Todos antes de realizar una compra lo primero que nos pasa por la mente es la siguiente pregunta ¿ Lo necesito ?. Una vez encontrada la respuesta pasamos por un proceso de selección, esto consiste en escoger lo que sea óptimo para nosotros y que cumplan con nuestras exigencias.

Ahora bien, para cada producto existe un cliente que desea adquirirlo, nuestra tarea será que llegue a sus manos, ¿ Como saberlo ?

La mejor guía que podemos tomar para continuar con este camino es conociendo la llamada Pirámide de Maslow, este estudio realizado por el psicólogo Maslow, es la forma de representar todas las modalidades que debe satisfacer una persona, todo esto a través de la conducta. Está compuesta por cinco niveles, te mostraré tres los cuales nos serán de ayuda.

1- Primer nivel: necesidades fisiológicas, constituyen la base de la pirámide y están ligadas a la sobrevivencia física. Esto quiere decir que se forman por el aire, comida , el sueño, el abrigo, el sexo y el equilibrio de la temperatura corporal.

2- Segundo nivel: seguridad , en este aspecto la solvencia es sentirse seguro y estable viviendo en una familia, comunidad o sociedad.

3- Tercer nivel: pertenencia y afiliación engloba el sentido de confianza, intimidad y aceptación del individuo en un grupo, ya sea, familia, amigos o trabajo.
Todo esto influye de manera considerada en las empresas incluso en los emprendedores, por si te lo estabas preguntando. Te explicaré ¿ Por qué ?

El Marketing utiliza dicha escala como herramienta para analizar y conocer qué le falta a la sociedad. Es por ello que un individuo no comprará un producto del nivel tres si aún no ha logrado completar el nivel 1. De este modo, la organización debe determinar qué aspectos quiere llevar a cabo y en qué escalón se encuentra su público. Finalmente podrá enfocar su producto a esos clientes potenciales.

Aca te dejo algunos ejemplos en la aplicación de lo antes mencionado:

– Fisiológicas: si estás a punto de lanzar un rubro que desempeñe un papel en la alimentación este puede llegar a ser primordial en los hogares.
– Seguridad y protección: en la era digital las preocupaciones sobre seguridad se han ampliado a la protección en los entornos virtuales.