La comunicación es un arma muy poderosa para lograr con rapidez tus metas u objetivos,  por ello es importante canalizarla de forma apropiada en un grupo o departamento, para que todos sus miembros trabajen proactivamente para que funcionen como un equipo.

Se sabe que una organización alcanza mejores resultados cuando todos sus miembros trabajan de manera correcta y proactivamente, es importante fomentar el liderazgo, la motivación y la resolución de problemas en cada integrante del equipo, pero también es necesario sembrar  una comunicación armónica entre todos, esto trae varias ventajas entre ellas:

  • Cada quien se esfuerza en lograr realizar su trabajo de forma correcta.
  • Crece el sentimiento de pertenencia por la organización.
  • Se fortalece el trabajo en equipo y la capacidad de cooperación
  • Dependen menos de la autoridad de un jefe.

Es importante destacar que la organización crece mientras sus miembros se encuentren trabajando a gusto en ella, por ello un buen líder debe crear grupos de trabajos activos que busquen continuamente mejorar, y que se comuniquen efectivamente,  para lograr ese objetivo es necesario:

1 Tomar en cuenta la opinión profesional de cada individuo: hay que destacar el valor del conocimiento ajeno, así no concuerdes con otro punto de vista es importante escuchar otras ideas.

2 Delegar tareas: Si a cada miembro del grupo se le entrega una responsabilidad, este tendrá mayor determinación de cumplirla que cuando  tiene alguna tarea compartida, designa objetivos alcanzables para cada uno.

3 Fomenta el liderazgo: Si ves alguna persona que sobresale por su carisma y por ayudar a sus compañeros, prepáralo o aliéntalo para que se desempeñe como líder en su ámbito.

4 Se buen observador para detectar las fortalezas y debilidades de cada integrante: de esta forma podrás diseñar un plan de acción y delegar tareas de acuerdo a las destrezas de cada miembro. Haz que entre todos complementen sus fallas con sus habilidades.

-5 Establece un conjunto de normas y de información general sobre la organización: de esta forma si todos tienen claro lo que se puede o no hacer se reducen los errores o malos entendidos. Puedes probar con un manual de identidad o un esquema de trabajo en la organización.

6 Celebra las metas y manifiesta los errores: Recuerda felicitar cuando alguien realice un buen trabajo y  corregir cortésmente cuando se presente algún error, esto para que tu equipo sienta que estas con ellos formándolos, sobre todo si son jóvenes.

Recuerda que debes apreciar el trabajo que cada persona realiza, cuando alguno tenga un error corregirlo educadamente, los equipos son exitosos cuando sus integrantes tienen la oportunidad de crecer dentro de la organización. Da apoyo o financiamiento para que se lideren proyectos en cada área o departamento, puesto que no debes olvidar que el objetivo es el crecimiento de tu empresa.