No cabe la menor duda que una actitud positiva mejora el autoestima, influye en el comportamiento ante cualquier situación y ayuda a en el logro de una meta propuesta.

Así como cuando estamos pasamos por un mal momento y decimos que “el mundo se nos viene encima”, solemos ver que todo a nuestro alrededor se viene en contra nuestra; lo mismo ocurre cuando nos encontramos de buen estado de ánimo, que es cuando decimos que la suerte está de nuestro lado.

Pensar en positivo, es tratar de buscar siempre el mejor resultado ante las peores situaciones, de ver todo como un aprendizaje o lección ante un problema. Todo esto requiere una preparación constante, que lleva consigo el adquirir un hábito. Quiero darte unos consejos que te ayudarán a enfocarte para lograr este estado de ánimo.

 

Concéntrate en ver lo bueno que te está ocurriendo

Trata de mantener la creencia de que por cada paso que estás dando, te acercarás más a la meta. De esta manera, podrás encontrar lo bueno en cada situación; si por el contrario, no fue el resultado que esperabas en ese momento, tómalo como una lección aprendida. Observa con detenimiento desde el otro lado y verás las respuestas.

Busca la lección en todo momento

Una vez detectado el problema, comienza por comprender esa situación, qué fue lo que originó y busca posibles soluciones para tener la fortaleza de enfrentarlo. Esto te ayudará a crecer y a mejorar tu autoestima, que es un punto a favor para lograr tus metas.

Enfócate en el futuro

Ya sabemos que no podemos cambiar el pasado, debemos ver lo aprendido, de nada sirve preocuparse por lo que ya pasó, simplemente quedó atrás y de eso obtuvimos un aprendizaje. Lo que si debemos  hacer; es concentrarnos en “ocuparnos”, ponerle acción a ese proyecto que tenemos en mente, se trata de organizar tu día en función de esa meta. Al practicarlo día a día, se te volverá un hábito.

Acción, ¡Manos a la obra!

Toda persona que ha logrado el éxito en su vida, coinciden en que han mantenido su enfoque de manera organizada, estableciendo metas a corto, mediano y largo plazo. Se han mantenido con pensamientos positivos sin dejar que los “ruidos exteriores” interrumpan su proceso.

Así que ponte en marcha haciendo una lista de tus prioridades, con metas alcanzables, definiendo prioridades, respetando tu agenda, anotando todo lo que necesitas y sobre todo, disfruta de tu camino hacia el éxito.

 

Rafael Cedeño

Presidente Ejecutivo

Atrio Seguros.

En Twitter: @RafaelCedenoC