El estrés laboral es un problema del que poco se habla en las empresas y a nivel profesional; en algún momento las personas llegan a sentirse atiborrados de trabajo y con poco interés en él, a pesar de ser un sentimiento contraproducente, es totalmente normal.

Si eres un profesional que se siente ahora mismo atravesando una etapa de estrés laboral, sin duda debes advertirlo; definir la situación puede hacer que ahora mismo la atiendas. Es necesario darse cuenta en el mismo momento que sucede.

¿Cómo se manifiesta el estrés laboral?
En todas las personas podría manifestarse de distintas formas, algunas personas podrían presentarse un poco irritables, son aquellas que tienen respuestas desmedidas ante situaciones que podrían ser realmente comunes. Son personas que ante una situación cotidiana, podrían estallar.

Hay quienes más bien podrían retraerse, subsumirse en sí mismos y generar una especie de caparazón que les aísle, estas personas suelen ser un tanto retraídas. Es necesario recordar que en una oficina debe existir un sentimiento de equipo para enfrentar estas situaciones.

Hay quienes pudieran comenzar a olvidar sus responsabilidades, dejar trabajos a medias o quizás evadir trabajos. Esta situación es realmente contraproducente porque podría recargar de trabajo al resto del equipo.

Ante la situación que se manifieste, requiere atención; primero como persona, entender de manera propia que atravesamos por una situación normal y que es fácilmente atendible. La primera alternativa es tomar vacaciones, esta sería una respuesta inmediata. Pero a veces no podemos tomar vacaciones cuando lo queremos; entonces es momento de distribuir mejor los horarios, atender mejor nuestro descanso y verdaderamente despejar la mente en los tiempos libres.

El resto del equipo debe estar atento ante estas situaciones de la cual somos todos una presa, cualquier personas puede atravesar una situación similar. Lo ideal es darle entendimiento a una persona que se encuentre ante el estés laboral.

Por parte de las empresas, es necesario implementar jornadas y zonas para la distensión; si bien es cierto el trabajo es extremadamente necesario, el descanso mental lo es aún más. Tener trabajadores irritables y desmotivados podrían ser un problema verdadero.

En Japón algunas empresas han implementado tener gatos que se pasean entre los trabajadores y logran reducir el estrés laboral. Por supuesto, es una cultura totalmente contrapuesta a la latina y en nada podría equipararse, pero en esta parte del hemisferio se ha puesto en práctica y ha sido una excelente forma de reducir el estrés laboral.

En cada empresa se pueden poner en marcha ideas distintas que reduzcan este problema que afecta a una gran población de trabajadores.