La revolución tecnológica nos ha alcanzado. La globalización y el acceso a la información son los nuevos protagonistas de está era y la transformación digital llego para darle la vuelta a todo lo que hasta hoy parecían verdades absolutas.

Lo más importante de todo esto es que la era digital ha logrado modificar comportamientos, estilos de vida e incluso la forma en la que nos relacionamos, y la industria aseguradora no es la excepción.

El panorama actual nos exige redefinir los modelos de negocios y dejar de movernos en función de nuestros productos para enfocarnos ahora en el cliente o para ser más específicos en nuestros servicios, ya que el nuevo publico tiene necesidades y exigencias particulares, esto significa nuevos retos para la industria.

Pero ¿Quién es esté nuevo cliente de los seguros?

El nuevo cliente tiene su origen en los puntos de convergencia en distintas generaciones, desde la lealtad y tradicionalismo de los Baby Boomers, hasta la rebeldía, apertura, flexibilidad y búsqueda de trascendencia de la generación x, y haciendo especial énfasis en la generación millennials la cual tienen un alto nivel de lealtad hacia sus marcas, rechazando la mercadotecnia tradicional y exigiendo más calidad, cercanía e identificación. Si bien se caracteriza por vivir el aquí y el ahora, su visión del futuro no es ambigua como podría pensarse, todo lo contrario ya que su estilo de vida está orientado a vivir por una larga cantidad de años.

Podemos catalogar a los nuevos clientes como aislados, pero en realidad es que sus necesidades de conectividad y comunicación son mucho mayores a las de otras generaciones, se comunicaran en todo momento y por distintos medios.

Localizando los puntos clave de todas las generaciones se puede apreciar que coinciden en lo que demandan y usan en su vida diaria, ya que todo poseen un Smartphone, están permanentemente conectados, socializan e influyen, difunden sus opiniones y experiencias por medio de redes sociales y medios digitales, valoran su tiempo y por lo tanto exigen simplicidad y eficiencia, se mantienen informados sobre los productos y servicios antes de adquirirlos y por ultimo quieren ser leales a sus marca y esperan de ella calidad en los productos, precios justos y un excelente servicio, buscan accesibilidad en tiempos y esperan contar con múltiples opciones de canales y dispositivos para lograrlos. Exigen transparencia, calidad y opciones de productos, quiere confiar en la marca y encontrar en ella simplicidad, eficiencia e inmediatez.

Con está descripción encontraremos el ADN del nuevo cliente de los seguros ya que sus expectativas van más allá de solo satisfacer sus necesidades. El nuevo cliente no demanda un producto sino una experiencia nueva y personalizada.