Las redes sociales no sólo se centran en Facebook, Twitter e Instagram, existe un abanico mucho más grande de posibilidades y la realidad es que en algunos casos es necesario definir cuáles son las más convenientes para mi marca.

Quizás estas tres redes sociales nombradas antes sean las más comunes y por tanto, tener presencia en ellas sea casi una obligatoriedad, sin embargo, para todas las empresas a veces no es tan necesario crear perfiles en todas las redes sociales.

Ahora bien, también se trata de una manera de medir capacidades, si bien es cierto que a todas las empresas les encantaría poder tener presencia en todas las redes sociales, la verdad es que para poder hacerlo, hace falta contar con presupuestos cada vez más elevados.

Un ejemplo claro sería la posible presencia de la marca en YouTube a través de un canal. Para poder generar contenido en esta red es necesario contar con un presupuesto alto, que no todas las empresas pueden cubrir. Además, para realmente obtener beneficios a través de esta red, hay que implementar una estrategia bastante auspiciosa.

Existen algunas empresas que prefieren prescindir de su presencia en Twitter, porque en todo caso el alcance no podría ser tan efectivo como en Instagram o Facebook; sucede que en este caso, Twitter juega un rol totalmente informativo. Ciertas empresas usan esta red para publicar información en tiempo real.

Sin embargo el Twitter es una excelente herramienta; para prescindir de ella hace falta una verdadera razón de peso.

En el caso de Facebook, sucede que para lograr éxito en esta red, hace falta la aplicación de estrategias ads. De esta manera se puede tener mayor alcance en una red que definitivamente es imprescindible para el equipo de marketing de una empresa.
Instagram es otra red que funciona casi de manera casi imprescindible para una empresa. Lo ideal es siempre tener contenido para esta red, poder variar y utilizar todos sus formatos. Vídeo, post estático, carrusel, historias e historias destacadas. Es todo un abanico de opciones que posibilita la existencia y presencia de una empresa en esta red.

Ahora bien, el Whatsapp también puede y debe ser considerado como una red social en la que se puede generar contenido asociado a una empresa y tener un contacto para enlazar con personas. Si en todo caso trabajamos con un producto, más que con un servicio, sería realmente ideal. Tampoco se debe excluir del todo, si se tratase de un servicio.

Perfiles empresariales en Linkedin es otra opción que tienen todas las empresas. La presencia en esta red es laboral, aunque en los últimos tiempos ha tomado ciertos ribetes informativos. Utilizarla no es una idea para nada alocada.

La decisión está en manos de la empresa, el equipo de marketing y tú; no es necesario tener presencia en todas las redes, lo ideal es tener presencia en las que más convengan para la empresa.