Encontrar el trabajo soñado es para muchos una de las más grandes satisfacciones profesionales y personales. Pero las estadísticas indican que el 63 % de los trabajadores no están motivados al momento de ir a sus puestos de trabajo y un 24 % se manifiestan insatisfechos o poco productivos.

Estas estadísticas pueden variar si conseguimos adaptarnos a nuevas estrategias, implementando nuevos métodos al momento de buscar empleo y cumpliendo reglas que nos ayuden a alcanzar el éxito.

Es momento de expandir nuestras mentes y motivarnos a encontrar ese empleo, en el cual encontremos la satisfacción económica, profesional y el bienestar mental que tanto estamos deseando.

Para iniciar esta búsqueda recuerda tener en cuenta los siguientes datos:

– ¿Dónde te encuentras?:

¿Realmente deseas cambiar de empleo?, ¿por qué? Contesta primero estas dos preguntas. Si las respuestas son afirmativas, debes determinar a dónde quieres dirigirte y si cuentas con las experiencia y herramientas para buscar un empleo mejor remunerado, el cual va a exigir mucho más de tus capacidades como profesional.

-Tu personalidad:

Muestra una actitud positiva al momento del contacto con el empleador. Mostrarte seguro de ti mismo y confiado en tus habilidades y destrezas son factores que influyen al momento de una entrevista.

-Crea un buen C.V:

Tu currículum es tu carta de presentación ante una nueva empresa o compañía. En el deberán aparecer reflejados:
-Experiencias laborales.
-Títulos
-Aptitudes
-Idiomas que domines
-Habilidades

-Utiliza LinkedIn:

Mantén tu perfil al día igual que tu C.V, esta red social cuenta con altas probabilidades para conseguir contactos y recomendaciones en las áreas donde te desempeñas, crea una comunidad con tus compañeros de trabajos, jefes y amigos los cuales te ayuden y recomienden a otras compañías por medio de esta red.

Para encontrar tu empleo soñado solo es cuestión de adaptarte y mantenerte en constante innovación ante el nuevo mercado laboral, con un poco de actitud, personalidad, conocimientos y habilidades, el día de mañana te encontrarás trabajando en el lugar que siempre has querido.