Si queremos hablar de éxito, parece contradictorio que empecemos hablando del fracaso. Y es que 9 de cada 10 empresas tienen que cerrar antes de cumplir su quinto año de vida.

 

La mayor causa de fracaso en las organizaciones es no tener un plan estratégico. Un proyecto que se centre exclusivamente en el “aquí y ahora”, sencillamente, no tiene futuro.

Entre otras cosas, porque para cuando llegue a darse cuenta de que el mercado ha cambiado, la mayoría de sus competidores ya tendrán mayor experiencia utilizando los nuevos principios y herramientas.

Esta cultura de la innovación no se debe producir solo en multinacionales y grandes empresas, de hecho, los resultados más sorprendentes se producen en PYMES que adoptan esta realidad en sus planes estratégicos.

 

En cualquier caso, de poco le servirá contratar los servicios de un servicio de consultoría externo si carece de la disposición y convicción necesarias para aplicarlos.

 

En general, las estructuras de la mayoría de negocios dependen demasiado de la financiación ajena. La financiación propia no debería suponer, bajo ningún concepto, menos de un 40% de los recursos financieros totales.

 

Muchos propietarios de empresa, “ahogan” literalmente a la empresa en los primeros años de vida. Yo suelo aconsejar reinvertir los beneficios, durante al menos los 5 primeros años con el objetivo de capitalizar el negocio.

 

En cualquier caso, lo más recomendable es invertir en negocios con un margen de, aproximadamente, unos 10 años, antes de empezar a retribuir a los propietarios, si queremos que tengan las máximas posibilidades de éxito.

 

Otra posible derrota puede ser causada porque muchas empresas dejan que sus productos y servicios se estanquen, y con el tiempo se ven superados por soluciones propuestas por empresas más innovadoras.

 

Piense en Apple y en el recientemente fallecido Steve Jobs. Empresas fabricantes de tecnología hay muchas, pero Apple siempre parece aportar “algo más” a sus clientes. No tenga miedo de ser diferente.

 

Lo más importante de un negocio es aprender y superar los errores para alcanzar el éxito.