Al momento de iniciar un nuevo proyecto u actividad se tiene la energía y la motivación necesaria para rendir efectivamente, sin embargo al pasar los días y sobre todo al crear una rutina es común que la fatiga o el aburrimiento salgan a flote.

Ciertamente el camino al éxito no se realiza en un día y tampoco en una semana, es importante marcar pequeños logros que nos lleven a la cima, aunque también es importante recordar no desalentar y aquí se incluye la disciplina para continuar cuando la motivación disminuye.

A la disciplina se le conoce comúnmente como un conjunto de reglas de alguna determinada área,  también se puede decir que es un conjunto de actitudes que reiteradas en el tiempo ayudan a formar un hábito o habilidad, que resulten provechosas para una meta en cuestión.

Es notable apreciar a personas talentosas con ideas innovadoras que no terminan algún propósito, esto se debe a la falta de disciplina que se necesita cuando la emoción de empezar algo nuevo disminuye. Estas situaciones pueden presentarse al iniciar un nuevo estudio,  formar un proyecto, hacer ejercicio, crear una compañía,  trabajar en el extranjero, entre otros.

La disciplina se presenta hasta en pequeños detalles como fomentar la automotivación cuando se está decaído, no ver el celular por mucho tiempo,  tener tiempo para distraerse, ser organizado y muchas más.

 

A continuación encontrarás 4 consejos para obtener más disciplina en tu vida diaria:

1.- Crea hábitos sencillos y fáciles de cumplir que te ayuden a cumplir una meta, puede ser ir a dormir más temprano, comer mejor, hacer ejercicio, u otros.

2.- Recompénsate, date un pequeño premio al cumplir algún hábito, siempre y cuando no te perjudique en lograr tus metas.

3.- Para fomentar un hábito debes practicarlo por 21 días consecutivos.

4.- Lleva una agenda donde identifiques tus progresos y los pendientes que te queden.

 

Recuerda que el éxito es subjetivo y no necesariamente tiene que ser en el ámbito laboral, puedes tener disciplina para lograr metas personales como sentirte mejor, elevar tu autoestima, comer sano y más. Puedes aplicar estos principios para cualquier aspecto.