En la actualidad; más que nunca antes, el tiempo, debe ser considerado como un recurso esencial. Por ejemplo, un trabajador eficiente debe realizar una adecuada administración del tiempo para desarrollar eficazmente sus tareas.

El tiempo en la Gerencia Moderna está considerado como un recurso no renovable y es un elemento muy importante a la hora de realizar los cálculos de productividad personal.

Para el logro de nuestras metas, los seres humanos contamos con el inexorable recurso del tiempo que a veces juega a nuestro favor, pero a veces en contra, sin embargo, se considera así porque lo empleamos en la consecución de objetivos, tanto personales como empresariales.

Considerado como recurso, el tiempo tiene también la característica de ser finito. Tenemos únicamente 24 horas diarias y una vez consumidas no hay más para utilizar. No lo podemos guardar, almacenar ni echar atrás. Es por todo ello que algunos lo consideran el más importante recurso; pues casi todo lo que se produce y/o se mide, puede expresarse en unidades de tiempo; inclusive, el dinero.
El tiempo es el activo más importante que tenemos y sin embargo es el más desperdiciado.

Es obligatorio distribuir el tiempo del cual disponemos para ejecutar todas nuestras actividades, pero también absolutamente necesario y cortés respetar el tiempo de los demás.

¡Recuerda que el tiempo… es vida, no lo derroche, no lo malgaste!