Hablar de empresarios en términos genéricos plantea muchas interrogantes. Pues empresario pudiera ser el propietario, cualquier directivo o gerentes que laboren en una empresa, así como también un accionista tanto de empresas individuales, familiares como de pequeñas, medianas o grandes organizaciones.

Lo que sí tenemos claro es que el empresario es quien establece los objetivos, decide las estrategias a tomar respecto a las metas y los medios que se deben utilizar para alcanzarlas. También mantiene el control, maneja la administración, y además debe asumir frente a terceros la responsabilidad tanto comercial como legal, también lo entendemos como la persona física o ente jurídico que posee la capacidad profesional y legal para unir “capital y trabajo” con el fin expreso de producir bienes y/o servicios de modo de poder ofertarlos a un mercado con lo cual obtener beneficios económicos de esa actividad.

En fin, un empresario; modernamente hablando, es aquella persona que, de forma individual o colectiva ejerce el control de una empresa. Más, por lo general se aplica el término a la Alta Gerencia (Directores Ejecutivos) a algunos accionistas o a aquellos que poseen inversiones y, con seguridad a los propietarios de empresas sin importar el tamaño de las mismas.

En el desempeño de un empresario podemos destacar la ejecución de tres funciones distintas: la de propietario (capitalista o financiero); la de gerente o administrador; y la de emprendedor o innovador que está permanentemente asumiendo riesgos.

Hoy en día; con el pasar del tiempo y la evolución de los sistemas organizativos, el empresario ha dejado de existir como ente individual, por supuesto en aquellas empresas con tecnología y planificación modernas, con separación entre el dueño, el capital y el control; aspectos que hacen que una organización adquiera madurez.

En fin, la denominada globalización a nivel económico ha generado la aparición de empresas de carácter internacional que son gestionadas en la mayoría de los casos no por un o unos empresarios sino por un grupo de accionistas que las conforman. Desarrollando un enfoque sistémico para promover y producir soluciones a la medida de los demandantes y no al estilo pret a porter como se hacía en tiempos pasados.