Todo segmento contiene su propio campo, involucrarte en el y adquirir el mayor conocimiento queda de tu parte. Tomemos en cuenta que cuando nos referimos a entornos hacemos referencias a todo aquello que nos rodea. Por lo que al hablar de comercio nos basamos en la práctica económica de intercambio de productos a cambio de ingresos monetarios.
Ahora bien, la organización del entorno laboral viene dada por las alternativas que una empresa tiene para estructurar las diferentes actividades comerciales; siempre estará condicionada por una serie de factores internos y externos esto en caso de que estemos hablando de una empresa ya establecida.

Para saber más acerca de lo diferentes ambientes comerciales acá te dejo sus definiciones:
1- Macroentorno: se determina por las características económicas de la región en que se encuentra situada la empresa. Los factores que componen este ambiente son, entre otros: el nivel de vida, el poder adquisitivo, las tasas de desempleo, entre otras.
2- Microentorno: es aquella parte del ambiente de la empresa que le afecta de un modo más directo o particular, es decir que no influye de igual modo en todas las compañías. Los factores que componen este entorno tienen una influencia inmediata en el proceso de interacción que la empresa mantiene con sus mercados. Viene determinado por tres fuerzas fundamentales que, aun no siendo controlables, son susceptibles de ser modificadas parcialmente o influenciadas por la empresa.
• Los clientes.
• La competencia.
• Los proveedores

Estos puntos antes mencionados se te harán conocidos al momento de adentrarte en el mercado, por lo que hacer un monitorio comercial es de gran ayuda. Mi consejo para tu camino en la actividad económica es analizar e interpretar la información referente al entorno, para identificar las fuerzas presentes y predecir su evolución futura. Así podremos detectar posibles amenazas y oportunidades, para reaccionar adecuadamente y defendernos de ellas o aprovecharlas.