Tu empresa tiene requerimientos con las instituciones de la ciudad y el país en la que se encuentra registrada, cumplir con estos procesos legales le dará a tu empresa una presentación responsable y brindará a confianza a tus clientes.

 

En primer lugar, debes tener en cuenta que tus registros deben estar al día; lo más recomendable es tener a un asesor legal que te confirme todos los pasos para la fundación de una empresa.

 

También debes tener presente la figura del asesor legal en la empresa durante las gestiones de desarrollo, ya que te facilitará ciertas tareas y te generará entendimiento de cómo debe actuar la empresa ante las instituciones.

 

Dependiendo de tu modelo de negocios, debes hacer una evaluación de las restricciones que tiene el mismo, no sólo para que lo conozcas, sino para que en todo caso tramites los permisos y legalizaciones que requieres. Lo más recomendable es tener estos puntos claros antes de iniciar, luego podrías recibir sanciones innecesarias.

 

Debes tener en cuenta que tus empleados necesitan estar adecuadamente registrados en el sistema de Seguro Social; tu fuerza de trabajo debe ser tu prioridad, si ellos están mal, tú lo estas, así que no debes permitir que se generen descontentos innecesarios y que podrían fácilmente atenderse a través de la eficacia en los procesos de recursos humanos.

 

¿Tienes conocimiento de los compromisos tributarios? Es importante que los tengas en claro. La contribución de una empresa es sumamente importante; sin embargo, cuando estas iniciando un emprendimiento y en la mayoría de los países, existen ciertas consideraciones que debes conocer.

En ciertos países los compromisos tributarios suelen ser realmente asfixiantes, en otros no tanto. Sin embargo, tú puedes evitar que este proceso se haga engorroso dándole la importancia que el asunto merece, a través de la atención adecuada.

 

Mantén tu administración al día, es otra recomendación que no puedes descuidar; contrata a un equipo que pueda encargarse de este aspecto empresarial.

 

Los controles cambiarios de cada país son también un punto que no debes dejar a un lado. Cada moneda tiene su valor con respecto a las divisas convertibles y seguramente en tu proceso de desarrollo necesitarás adquirir alguna, para hacer importaciones o pagar a clientes extranjeros que te provean un servicio; entonces, lo mejor es tener tu documentación al día para realizar estos trámites.

 

Ahora bien, en el día a día de una empresa te encontrarás con uno y mil obstáculos que debes superar y definitivamente no te puedes amilanar ante ninguno, porque sencillamente tu empresa no avanzará.

 

La última recomendación que podrías obtener es que debes rodearte de expertos que sepan asesorarte, que te muestren cómo debes actuar ante las instituciones y sobre todo mantener tu documentación, permisos, que como hemos dicho al inicio, serán tu respaldo y tu muestra de fiabilidad como empresa.