Los fundamentos teóricos de Business Dictionary define a la imagen corporativa como:
“la imagen mental que surge al mencionar el nombre de una empresa u organización”

Al hablar de imagen corporativa nos referimos a la manifestación física de la empresa o marca, y está representada por su filosofía interna, personalidad, valores, misión, visión, su relación con los clientes, socios y la forma en la que su producto o servicio es valorado o visto en el mercado.

De esta manera al combinar el servicio que la organización ofrece con la identidad empresarial surge la imagen corporativa como herramienta de marketing para identificar de forma visual a nuestra marca.

Construir está poderosa y útil herramienta de marketing es un trabajo arduo que conlleva una planificación estratégica con diseñadores, creativos y gerentes de mercadeo para plasmar la identidad de la compañía, su tono comunicacional, colores corporativos e identidad gráfica la cual ira plasmada en (banners, tarjetas de presentación, material p.o.p, etc) y de esta forma lograr los objetivos de comunicación que se desean alcanzar.

Una imagen corporativa bien lograda puede dar inicio al éxito global de tu compañía. Como ejemplo podemos nombrar a empresas que se han posicionado en la menta del consumidor no solo por sus productos y servicios, sino por contar con un branding empresarial tan masivo y perfeccionado que ha logrado quedarse en la mente de cada uno de nosotros. Algunas de estas empresas son: Google, Starbucks, Mc Donalds, Apple, Nike, Addidas o Ford.

Entre los beneficios que traerá a tu empresa contra con una buena imagen corporativa tenemos:

-Una excelente herramienta de marketing y promoción:

Los consumidores siempre preferirán contratar los servicios o productos de empresas u organizaciones con nombres establecidos en el mercado, esto inspira confianza y seguridad.

-Credibilidad e integridad empresarial:

No hay mejor publicidad que la boca a boca, deja que tu cliente hable por ti, esfuérzate por crear una identidad honesta, integra y creíble.

-Incremento de oportunidades de negocios:

Una buena reputación es un imán que no solo atraerá a clientes sino socios que quieran realizar inversiones a futuro con tu organización.