Esta es una pregunta que  continuamente nos hacemos, el pensar que la capacidad de liderar proyectos o empresas se adquiere de forma nata muchas veces desalienta al emprendedor más entusiasta. Sin embargo  se ha demostrado recientemente que estas destrezas pueden adquirirse a lo largo del tiempo, mientras que la persona se encuentre en la disposición de aprender.

Todos tenemos la capacidad de influenciar sobre un grupo de personas, quizás un jefe no sea necesariamente el líder del departamento, la cuestión radica en aprender las destrezas para poder ejercer un liderazgo.

La  Comunicación como base de un buen líder

Un buen líder debe expresar correctamente sus ideas, hablar de forma fluida además de cuidar el tono de la voz, también es importante la comunicación no verbal, esta transmite aún más que la anterior puesto que los gestos hacen la diferencia.

Una clave para comunicarse correctamente es escuchar con detenimiento a las demás personas, es importante que te intereses por sus opiniones o dudas si quieres que se involucren genuinamente en tu proyecto.

Recuerda prestar atención al mensaje de tu interlocutor, no interrumpir innecesariamente, demostrar interés, sonreír y  mostrar agradecimiento. Estas son cualidades que te pueden ayudar desarrollar mejor tu habilidad para socializar con tu equipo de trabajo.

La correcta comunicación da la posibilidad de mostrar empatía y desarrollar inteligencia emocional, no es solo aparentar interés hacia las demás personas, si no sentirlo realmente, por ejemplo un saludo de buenos días, una felicitación y sobre todo recordar el nombre de los integrantes de tu equipo.

Capacidad de gestión de conflictos de manera creativa

No solo la capacidad de comunicarte correctamente puede hacer maravillas, también es necesario poder resolver problemas de manera proactiva, para ello es vital identificarse con la meta del equipo para encaminarse hacia ella. Por ello un buen líder debe identificar sus propias fallas y fortalezas, así como también las de su equipo y sus integrantes.

Además de estas cualidades para ejercer el liderazgo la que marca la diferencia es la integridad, sí, la capacidad  de inspirar y dirigir viene de creer firmemente en tus valores personales, la honestidad  y la honradez  no son desapercibidas. Mantente firme en tus ideales.