Una póliza de seguro es una herramienta financiera  cuyo fin es brindar a los asegurados una reserva preventiva de capital para futuros inconvenientes que requieran inmediata cancelación monetaria.

Existen diferentes tipos de seguro, groso modo se dividen entre personales, de patrimonio, créditos y prestación de servicios. Todos ellos con el mismo objetivo: ser un respaldo económico para ti y tu familia.

Entre los más resaltantes están los seguros de vida, estos dependen específicamente de la vida o muerte del asegurado, es decir, cubren riesgos que puedan suscitar con su fallecimiento, como pagos de deudas o bien si alguien depende de su capital, este pueda seguir percibiendo los beneficios monetarios que requiera en un plazo predeterminado.

Los seguros de crédito, por su parte, garantizan que de presentarse una insolvencia por parte de algún deudor, las cuentas sean saldadas a la empresa asegurada por medio de dicha afiliación. De esta manera las compañías se respaldan al momento de tomar riesgos capitales.

Por otro lado, los seguros patrimoniales indemnizan a los asegurados los daños o pérdidas materiales de algún bien. De igual manera garantizan que, de haber daños a terceros fuera de la responsabilidad del asegurado, estos sean remunerados por los daños causados a su integridad.

La categoría de seguros de prestación de servicios, garantizan un servicio por parte de la aseguradora a su asegurado como defensa jurídica, asistencia de viajes e incluso decesos, todo depende de la cobertura pactada y las condiciones preestablecidas.

Las opciones son variadas y pueden respaldarte a ti y a tu familia en casi cualquier situación, de allí la  importancia de obtener una póliza de seguro.

¿Cómo saber qué seguro es conveniente a tu posición?

Existe la figura de corredor de seguro, independiente a cualquier compañía, quién no solo puede asesorarte al momento de escoger alguna aseguradora de tu conveniencia, sino que también tiene como labor resaltar cada detalle importante de los contratos a firmar, condiciones y posibles cambios dentro de los mismos. Este asesor también está obligado a corroborar tu identidad y la legalidad de bienes que formarán parte de la relación jurídica entre aseguradora y asegurado.