Muchas de las personas que comienzan un negocio, desconocen cual es el primer paso que deben dar. Ese emprendedor que esta incursionando en un mercado ya existente, debe tener una visión periférica y las preguntas correctas para continuar avanzando. La primordial incógnita que debe resolver es: ¿Cuál es mi nicho?

Un Nicho de Mercado, se refiere a un segmento que esta atendido, pero que no asiste por completo la demanda de los consumidores, es decir, se encarga de cumplir necesidades homogéneas y similares a las que otros productos o servicios, pueden llegar a cumplir de forma innovadora.

¿Cómo saber cuál es tu nicho?

Debes tomar en cuenta la segmentación del mercado, una vez que hayas logrado definir este punto, puedes continuar con los siguientes:

– Descubre en que mercado quieres actuar.
– Identifica una necesidad.
– Evalúa tus conocimientos.
– Observa la demanda.
– Analiza la competencia.

Ya aplicado los puntos anteriores debes realizar un seguimiento de los mismos, para saber que tanta eficacia has obtenido de ellos y cuanta información te han aportado para la elaboración de tu proyecto. No temas al autoanálisis, esto te hará una persona más organizada al momento de realizar tu lista de prioridades y así ser puntual a la hora de buscar los datos que realmente necesites.

No todas las personas se sienten cómodas buscando su nicho, debes buscar el ambiente que te de confort para hacerlo, el horario que te permita concentrarte y la visión que te propongas para cumplir tu meta. De esto dependerá tu emprendimiento, y con ello los próximos beneficios:

1- Plan de marketing efectivo.
2- Menor número de competidores.
3- Precios más ventajosos.
4- Facilidad para cerrar alianzas estratégicas.

¡Recuerda no optar solo por el mercado que este en alza al momento de decidir en lo que vas a incursionar, es un terreno cambiante, y debes estar preparado!

Business people discussing charts and diagrams, view from above