Durante el año existen momentos que son realmente provechosos para una empresa, para trabajar mejor, es necesario definir campañas y temporadas que sean afines con la estrategia empresarial que se tiene definida. Por ejemplo, el mes del amor (febrero), es ideal para trabajar, al menos durante los primeros 15 días, en torno a este tema. Se trata entonces de una campaña que puede generar muchos réditos para una empresa que conciba este tema dentro su experiencia. Saber elegir estos momentos durante el año y hacer un calendario que posibilite estas opciones, para tener siempre temáticas…