El co-working no es más que trabajo en equipo o simplemente co-trabajar, es decir se involucran varios profesionales independientes que posean distintas profesiones pero que se relacionen entre sí, por ejemplo, un diseñador gráfico, un asesor fiscal, un agente de seguros y un abogado. Éstos al compartir un mismo espacio podrán ahorrar el alquiler, la luz, el agua, los gastos corrientes que genere el sitio donde ubiquen su oficina. Por tal motivo, podrán captar clientes potenciales que estén buscando servicios de buena calidad en un mismo lugar. Estos espacios de trabajo suelen incentivar a…