Ser líder no es sencillo, una de los mayores retos que puedes afrontar es el no poder delegar tareas. En ocasiones como persona al mando, puedes sentir que nadie es lo suficientemente capaz de cumplir con tus exigencias más que tú, lo que te quita energía, productividad y lo más valioso, tiempo. Para lograr darles tareas a tu equipo debes hacer un cambio interno que depende netamente de tu voluntad para hacer que la confianza en tu equipo crezca. 1. Necesitas saber que las personas a tu mando tienen las capacidades y aptitudes que requiere…