Nuestro ritmo de vida hace que cada día tengamos más responsabilidades y por ende, es probable que muchas veces tengamos síntomas de estrés, como: ansiedad, dolores musculares, estreñimiento, fatiga, dolor de cabeza, cambios de humor repentinos, insomnio; entre otros. Estas distintas sensaciones que se nos presentan, son ocasionadas por ese instinto que el cuerpo tiene de defenderse a sí mismo. Por eso es  importante reconocer cuando presentas estas señales, ya que el estrés puede causar problemas físicos si continúa por mucho tiempo, y afectar tus reacciones a los retos de la vida diaria y a…