La RSC o Responsabilidad Social Corporativa suele definirse como un conjunto de acciones que realizan las empresas, negocios o compañías para el bienestar de la sociedad, tales como: Apoyar una buena causa, reciclar, sembrar arboles, realizar servicio comunitario, etc. Pero va mucho más allá.

Una empresa responsable trasciende lo establecido por las legislaciones, contribuyendo a disminuir las injusticias y la pobreza por medio de servicios, productos y procesos de negocios., con la finalidad de construir un mundo donde todas las personas vivan con igualad, dignidad y justicia.

¿Cómo debes integrar La Responsabilidad Social Corporativa en tu modelo de negocio?.

Se puede iniciar promoviendo el respeto de los derechos humanos, la sostenibilidad medio ambiental y el emprendimiento como fuerza de cambio social.

Entre los principios que podemos encontrar en la RSC tenemos:

Compromiso: actuar de forma moral, cooperativa y demostrando con hechos palpables acciones que demuestren a la sociedad que han contribuido significativamente al avance de la misma.

Conducta ética: realizar practicas de negocios que estén dentro del parámetro de aceptabilidad desde el punto de vista social, es decir, crear negocios éticos, responsables, de acorde con las leyes y que aporten un beneficios para la sociedad.

Desempeño ambiental: crear negocios que contribuyan al medio ambiente o que no generen un impacto negativo al mismo.

Son muchos los beneficios que podemos sacar de la RSC entre ellos tenemos:

-Mejor productividad por parte de los trabajadores

-Satisfacción y fidelización por parte de los clientes, ya que verán a tu negocios como una compañía responsable, mucha más allá de ofrecer un servicio o producto para su beneficios.

-Contribuir en la disminución de la pobreza y fomentar el desarrollo de la sociedad.