El poder de las nuevas ideas y de la tecnología se está apoderando del mundo. Los más jóvenes se han arriesgado para demostrar que sus ideas son valiosas y que pueden impactar positivamente sobre el planeta. Aquí te presento tres de ellos:

1. Leanna Archer, con tan solo 9 años de edad, inició su propia empresa: Leanna’s Hair, una línea de productos naturales especializados en el cuidado del cabello. Ella comenzó a empaquetar, vender y distribuir recetas exclusivas que su abuela hacía. Hoy en día y con tan solo 18 años de edad, Leanna es la CEO de su propia compañía, la cual factura alrededor de 100 mil dólares anuales.

2. A los 18 años de edad, Freddy Vega, un ingeniero colombiano, creó su primera empresa: Cristalab, una de las comunidades virtuales de formación en diseño interactivo más importantes de habla hispana. Hoy en día tiene más de 2 millones de visitas únicas mensuales.

3. En diciembre del 2010, salió al mercado una aplicación llamada Bubble Ball, la cual alcanzó en las primeras dos semanas más de 1 millón de descargas. El exitoso juego fue construido en su totalidad por Robert Nay, un joven emprendedor que en aquel entonces tenía tan solo 14 años, después de hacer una ardua investigación y escribir alrededor de 4.000 líneas de código individuales, asegura CNN.

Hasta la fecha, el juego ha sido descargado más de 7 millones de veces y se ha convertido en uno de los favoritos en el entorno digital. En la actualidad, Nay es el CEO de su propia compañía: Nay Games.